$44.980,00

3 cuotas sin interés de $14.993,33
10% de descuento pagando con Transferencia o depósito bancario Ver medios de pago
¡Genial! Tenés envío gratis
¡Agregá este producto y tenés envío gratis!
Envío gratis superando los $150.000,00
Entregas para el CP: Cambiar CP
¡Agregá este producto y tenés envío gratis! Envío gratis superando los $150.000,00
Nuestro local
  • Librería del JuristaTalcahuano 427, CABA, Argentina - Atención de L a V de 9 a 19 hs y S de 9 a 13 hs.
    Gratis
Descripción

Federico Montero, Leandro A. Dias, Marcelo D. Lerman
Equivalentes funcionales de la pena retributiva
Teoría general y aplicación práctica al desistimiento de la tentativa, la regularización tributaria y la confesión
Editores del Sur

Número de Edición: 1
Páginas: 482
Formato:
Encuadernación: Rustica
Peso: 0.73 kgs.
ISBN: 978-631651826-2

Lerman, Marcelo D. Días, Leandro A. (Coordinadores)
Montero, Federico (autor)

Equivalentes funcionales de la pena retributiva. Teoría general y aplicación práctica al desistimiento de la tentativa, la regularización tributaria y la confesión

1ª Edición 2024
482 Pags. 23 x 16
Rustica

Nota preliminar

El contenido de esta monografía se corresponde, en gran medida, con el con-
tenido de mi tesis doctoral, cuya defensa tuvo lugar el día 20 de septiembre
de 2021 en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. El tribunal que eva-
luó el trabajo decidió concederle la máxima calificación de sobresaliente con
mención cum laude por unanimidad y estuvo presidido por el Prof. Dr. Dr. h.c.
múlt. Manuel Cancio Meliá e integrado por el Prof. Dr. Dr. h.c. múlt. Ricardo
Robles Planas y la Prof. Dra. Laura Pozuelo Pérez. Vuelvo aquí a manifestarles
mi profunda admiración y les agradezco la calificación concedida y las valio-
sas sugerencias que, sin duda, me ayudaron a enriquecer el trabajo para su
publicación. Debo aclarar que el texto aquí contenido ya ha sido publicado, en
el año 2023, por la editorial española Atelier. No obstante, atento a la situación
económica que atraviesa el país hace varios años, entendí que era necesario
solicitar a esa editorial que se abstuviera de vender en el mercado argentino y,
con ello, poder ofrecer aquí la monografía a un precio razonable y, sobre todo,
asequible para nuestras universidades y profesionales. Surgió entonces la idea
de trazar una vinculación con Editores del Sur, a cuyo equipo agradezco la
predisposición y seriedad con la que están llevando adelante su trabajo es-
pecialmente, a Marcelo Lerman y Leandro Días.
La realización de esta investigación no hubiera sido posible sin los apor-
tes que han hecho en fase pre-ejecutiva o concomitante diversas per-
sonas e instituciones, en especial, mis queridos directores, los Profs. Silva
Sánchez y Palermo. Al querido Omar le debo mucho más que la temprana
vocación por el Derecho penal, su generosidad con el conocimiento y el con-
tagio de su pasión por la docencia (en estos tiempos, eso es mucho). Su
estímulo motivacional, su apoyo y consejo, así como también su comprensión
y cariño constante, sobre todo en los momentos más oscuros del camino,
son evidencia de que nuestro vínculo trasciende lo académico. Al admirado
Prof. Jesús-María Silva Sánchez debo agradecerle en varias facetas. Como
maestro, su inagotable paciencia y constante predisposición para discutir las
ideas, su apertura para aceptar las divergencias y su voto de confianza. Como
investigador, agradecerle su creatividad, honestidad intelectual y admirable
capacidad de trabajo, todo lo cual hace de su obra una fuente de inspiración
de la que todo penalista debe beber. Como docente, el Prof. Silva posee un
extraordinario magisterio posiblemente producto de su humildad y gene-
rosidad, lo que es ya conocido en la comunidad académica, que no duda
en reconocerlo como uno de los mejores profesores del mundo. Finalmen-
te, como persona, por su ejemplo de vida, en pequeñas y grandes cosas
que no es necesario mencionar aquí. También al Prof. Michael Pawlik y al
Prof. Wolfgang Frisch, por haberme recibido en calidad de investigador visi-
tante en el Instituto de Derecho penal y procesal penal de la Universidad de
Friburgo de Brisgovia, así como también por su inspiradora obra y predispo-
sición para discutir (y rebatir algunas de) las ideas centrales de este trabajo.
Debo agradecer también a la Universidad Nacional de Cuyo, donde me
formé como abogado y descubrí mi pasión por la docencia y la dogmática.
También a todos los integrantes del Área de Derecho penal de la Universidad
Pompeu Fabra, por la cálida acogida como investigador docente durante cua-
tro maravillosos años. En especial, a Ramon Ragués, Ricardo Robles, David
Felip, Nuria Pastor e Ivo Coca; sin su apoyo, en todos los sentidos de la pala-
bra, nada de esto hubiera sido posible. A mis amigos de la Pompeu, Mauro,
Javier y Oriol, su amistad ha sido motor de estas páginas y durará por siem-
pre. Al petit comité, mis amigos de aquí y de allá, Pablo Barreda, Ezequiel
Vacchelli y Gabriel Rogé, les debo mucho más que la dogmática aplicada a
casos estrafalarios que, ya entrada la noche en la Ciudad Condal, se nos daba
por imaginar.
Por último, reservo la mayor de las gratitudes para mi familia, Graciela, Ro-
dolfo, Palu y el pequeño Alfonso. Por las horas que les debo, a ustedes están
dedicadas estas páginas. Espero valgan la pena.

Federico Montero
Mendoza, 19 de diciembre de 2022